Noches del 14 y 15 de Septiembre de 2018

Observación en “Tablilla das Lagoas” (42.171913,-6.944677 -> 42º 10’ 18.9” N, 6º 56’ 36.9” W) del 14 y 15 de Septiembre de 2018 (viernes/Sábado) Equipo: Newton 500mm f/5 sobre Dobson (Geoptik Nadirus 12).

Estos días se corresponden con las sesiones de observación de AstroTrevinca 2018.

Aunque las sesiones de observación de estos dos días fueron más “sociales” que otra cosa, aprovechando la celebración de AstroTrevinca 2018, hay algunas cosas desde el punto de vista “observacional” que merecen ser citadas.

La noche del Viernes 14 comenzó con algo de nubes altas, pero a partir de las 00:30 (22:30 T.U.) aproximadamente mejoró mucho. Las condiciones eran muy buenas, especialmente en cuanto a humedad. Observacionalmente, lo más relevante fue que logré localizar, por primera vez (aunque ya la había observado antes con telescopio ajeno) la “blinking nebula”, “nebulosa del ojo parpadeante” o NGC6826. Para localizarla, es necesario ponerse en el campo y poner algo de aumento para percibirla; con el hyperion de 13mm se distinguía perfectamente, pero con el 30mm se confundía con una estrella.

La blinking es una nebulosa planetaria con cierto efecto “huidizo”. A los aumentos adecuados (115 en mi caso con el hyperion de 13mm, lo que significa una pupila de salida de 2.6mm) se percibe bastante bien el efecto: si te fijas, la nebulosa desaparece y sólo ves la débil estrella central; pero cuando te relajas y desvías ligeramente la mirada, aparece la nebulosa como una pequeña pelusa esférica y azulada.

Esta noche del Viernes 14 es la más “seca” que recuerdo en Galicia, hasta el punto de que al arrancar el coche para regresar, el parabrisas no presentaba ningún signo de empañamiento o condensación.

La noche del Sábado 15 se presentaba mejor a priori, estando completamente despejado ya desde el principio. El cansancio del día hizo que me dedicase sobre todo a conversar e intercambiar impresiones con los compañeros. Sin embargo, logré una notable gesta en la que había fracasado la noche anterior: encontrar la nebulosa creciente.

Localizada en Cisne, es grande pero débil. Me fue imprescindible usar un filtro para percibirla. En concreto usé el NPB con el ocular GSO superview 30mm. No caí en la cuenta de probar con el Oiii aunque, dado que no se trata de una planetaria, no es claro que se viese mejor.

La localización de la creciente es fácil (no así percibirla). Hay que colocar el centro del telrad entre las estrellas Gamma (la del centro de “la cruz”) y Eta (entre Gamma y Albireo) Cygnus, con el borde exterior de la mirilla casi tocando Gamma.

Para finalizar, decir que últimamente, en los eventos astronómicos, empiezan a encontrarse gente poco respetuosa con la observación nocturna. Una cosa es que gente sin experiencia encienda alguna luz o moleste por desconocimiento y falta de costumbre, y otra es que se usen luces potentes, apuntando hacia delante en vez de al suelo y no se tenga la más mínima consideración para con los observadores.